lunes, 10 de noviembre de 2014

Elección de las ZONAS DE INYECCION

Eligiendo un buen lugar para tu inyección de insulina significa conocer como se absorberá en los diferentes lugares que tu puedes elegir en función de la necesidad de rapidez o lentitud que necesites. Porqué cambiar la zona de inyección es una buena idea Se denomina zonas de rotación, existen 2 razones para rotar las zonas de inyección: Usando la misma zona una vez tras otra puede dañar el tejido que se encuentra debajo de la piel (las insulinas humanas son menos apropiados a causar tal daño). Las diferentes zonas del cuerpo difieren en como es absorbida la insulina. Así cambiando las zonas te permitirá conseguir la absorción que necesites. 4 Zonas en el cuerpo Para todo el mundo, hay 4 zonas de inyección en su cuerpo con bastante grosor para poder inyectar la insulina: El abdomen, los glúteos, los antebrazos y los muslos de las piernas. La barriga es la zona de mayor rapidez en la absorción de la insulina. Los brazos son algo menos rápidos, también. En comparación con los glúteos que son lentos de absorción y las piernas son más lentas todavía. El abdomen tiene mayor predisposición a una misma absorción. La absorción en brazos piernas y glúteos varia mucho. Ventajas de las diferentes opciones: Inyectar en brazos o abdomen para desayunar o almorzar conseguirás que la insulina trabaje más rápido. Inyectar en piernas y glúteos la insulina de la cena y recena conseguirás cubrir mejor la noche, sin problemas de reacciones hipoglucémicas. Cada persona es distinta. Tu puedes responder de diferente manera respecto a otra persona que utilice tu misma pauta de inyección. Así el tiempo de trabajo de la acción de la insulina en tus niveles de glucosa puede varias si rotas las zonas de inyección. Háblalo con tu médico y educadora en diabetes para encontrar juntos las mejores zonas de inyección en las distintas horas del día. Puntos de inyección Usa las zonas externas de los brazos. Usa la cara externa de los muslos. Rota cada región del cuerpo. Por ejemplo comienza el lunes en la parte derecha del abdomen y rota hasta llegar al final de la parte izquierda el domingo. Cada pinchazo debería estar a una distancia de un dedo del próximo pinchazo. Tener una pauta fija te puede ayudar a predecir cuando tendrás picos insulínicos para planear tu comida y ejercicio. Eligiendo las zonas al azar puede causar subidas o bajadas de glucosa inexplicadas. No inyectar en una región que ha sido ejercitada recientemente o podría serlo pronto. El ejercicio incrementa la bajada de azúcar y hace que el tiempo de acción de la insulina se absorba más rápidamente de lo habitual. Nunca inyectar en el músculo. Nunca inyectar cerca de un lunar o una cicatriz. Si tu tienes bultos de grasa o lipodristrofias evita pinchar la insulina en dicha superficie. La insulina no se absorbe de igual manera en estas superficies uniformes.